Selenza Real Estate & Investments se constituye para ser catalizador y dinamizador de inversiones inmobiliarias que generarán riqueza y desarrollo a ambos lados del Atlántico; entre España y los países de América del Sur. Ofertaremos productos al cliente minorista y le facilitaremos el apoyo legal necesario para materializar las operaciones. Así, ya hemos creado un fondo de inversión con apoyo de Deloitte España para desarrollar proyectos en el mercado mayorista, de mayor envergadura, que comercializaremos en Sudamérica con la marca Selenza Village + Hotel.

 

España ofrece un mercado inmobiliario de gran oportunidad, por lo que ya he mantenido reuniones con inversores de América del Sur muy interesados en participar en inversiones en nuestro país de todo tipo de productos inmobiliarios, como compra de activos en rentabilidad, inversión en terrenos para su desarrollo o en edificios de viviendas en alquiler...

 

Para facilitar sus inversiones, Selenza Real Estate & Investments dispone de la estructura corporativa necesaria en Uruguay y Argentina, donde contaremos con el asesoramiento de Deloitte Argentina.

 

Como gestor de todos los proyectos en España, contará con Quabit Inmobiliaria, S.A., una de las principales compañías del sector, que cotiza en la Bolsa española -por tanto regulada por las prácticas de buen gobierno- y que tengo el honor de presidir.

 

Quabit cuenta con una gran experiencia en la gestión de suelo; desde el inicio hasta su transformación en finalista. Es una compañía experta en la obtención de la licencia de obras; en la gestión propia de la construcción; en la definición del producto adecuado y, en su caso, una vez concluida la construcción, en la gestión del propio inmueble si el inversor decide explotarlo en alquiler.

 

Quabit Inmobiliaria firmó en el mes de enero de 2012 un acuerdo de reestructuración financiera de su deuda que supuso, además de una reducción de la misma en un 36 %, de la dotación a la compañía de estabilidad financiera plena hasta finales del año 2016.

 

Está dirigida por un grupo humano y técnico de gran capacidad y valía. Es una compañía puntera, dinámica e innovadora y con presencia en la mayor parte del territorio español; características que la convierten en la plataforma ideal para gestionar y apoyar a cualquier inversor financiero.

 

EL MERCADO SUDAMERICANO

América del Sur es uno de los mercados que ha salido indemne de la grave crisis económica mundial que comenzó en el año 2008. Aunque alguno de sus países tiene que corregir desequilibrios importantes, la región mantiene importantes fortalezas que permiten asegurar su futuro crecimiento, quizás, eso sí, algo más reducido que el alcanzado en los últimos ejercicios, pero sostenido.

 

El superávit de su balanza comercial, basado principalmente en los importantes recursos naturales de la zona y la mejora de la productividad en los mismos, les ha hecho acumular importantes reservas.

 

La deuda pública ha descendido sustancialmente de manera generalizada, situándose en torno al 35% del PIB, y destaca sobremanera el escaso endeudamiento de familias y empresas lo que permite, de producirse un estancamiento, un período de transición económica más confortable que en épocas pasadas.

 

La región tiene importantes retos que afrontar en los próximos años, como una más adecuada distribución de la riqueza y mejoras en la seguridad jurídica y física para los inversores.

 

El mercado inmobiliario de Argentina y Uruguay se ha beneficiado durante años de un importante crecimiento que lógicamente se ha trasladado a los precios, pero ambos casos tienen en común el mínimo endeudamiento hipotecario, por lo que, de existir una desaceleración de la demanda, parece poco probable una corrección relevante de precios.

 

El arraigado concepto de propiedad como valor refugio de inversión y el atractivo de sus riquezas naturales, con lugares como Bariloche, Punta del Este, y la propia Buenos Aires como gran metrópoli de la región, garantizan una demanda continuada en el tiempo por parte de inversores extranjeros.

 

URUGUAY, UN REFERENTE

Quiero extenderme en el mercado uruguayo, objetivo de nuestro primer fondo inmobiliario.

 

En el mercado inmobiliario uruguayo hay que distinguir claramente entre el de primera residencia y el de segunda. Asimismo, merece la pena detenerse en los subsegmentos industrial y terciario. Todos acumulan varios años de crecimiento sostenido, tanto en producción como en precios.

 

El mercado de primera residencia se ha visto impulsado por el importante crecimiento de la economía, unido al traslado de familias a la capital desde países limítrofes en la búsqueda de más seguridad y de nuevas oportunidades de trabajo que ofrece una economía, como la uruguaya, con un alto índice de crecimiento.

 

Quizás, el desarrollo económico experimentado durante los tres últimos años se ralentice y, casi con seguridad, se producirá una moderación en el incremento de los precios. Sin embargo, también parece claro que se mantendrá una demanda sostenida durante los próximos años, apoyada, principalmente, en el muy acertado Plan de Vivienda Social lanzado en los pasados meses por el gobierno, que permitirá el acceso a una vivienda digna para un importante número de familias de la clase trabajadora.

 

Los sectores logístico y terciario son, también, muy atractivos y presentan elevadas tasas de rentabilidad, concentrados, principalmente, en Montevideo y, en menor medida, en el departamento de Maldonado. Respecto a la segunda residencia, la demanda se centra en torno a Colonia, Rocha y, de manera especial, en el entorno de Punta del Este, principal punto de interés.

 

Uruguay -en especial Punta del Este y los municipios cercanos- se ha convertido en el destino favorito del turismo de alto nivel de la región, lo que ha permitido que se lleguen a comercializar algún año más de 800.000 m2 de superficie residencial.

 

Aunque parece que el mercado ha alcanzado en algunos casos su precio máximo y la temporada pasada no ha sido boyante, sin duda afectada por el contexto mundial y por el retraimiento de la demanda argentina, no cabe duda que está llamado a ser el principal destino de inversión del mercado de la segunda residencia en Sudamérica. Su belleza natural, los servicios y la seguridad física, junto a su excelente ubicación, cercana a Buenos Aires, Sur de Brasil, Paraguay, etc. la convierten en la Costa del Sol española; en la California de América del Sur.

 

En este contexto, ofrecer proyectos con valor añadido, mejorar las infraestructuras y servicios y, sobre todo, la desestacionalización son retos en los que hay que persistir en el futuro.

 

Es de destacar el meritorio trabajo que vienen realizando las autoridades locales y departamentales, el gobierno y entidades como Destino Punta del Este -en asociación con las entidades privadas- para lograr el objetivo de convertir a Punta del Este como referente del turismo de elite en la región.

 

No tengo duda que aún cuando puede surgir altibajos o algún tipo de desaceleración todavía queda un largo y fructífero camino que recorrer.

 

ESPAÑA, UN MERCADO DE OPORTUNIDAD

El año 2011 ha sido uno de los peores de los ya cuatro en negativo que encadena el sector inmobiliario español; parece que el año 2012 será un año similar. Además de los factores propios del sector (sobre oferta de stock entorno a 500.000 unidades) la situación del mismo está muy ligada al ciclo económico. España seguirá en recesión en 2012, lo que nos facilita ser oportunistas para este ejercicio.

 

Hay consenso entre los profesionales en que el próximo año se volverá a la senda del crecimiento económico, en gran medida, gracias a las importantes medidas que está adoptando el gobierno que, sin duda, sientan las bases para una recuperación sólida en los próximos años.

 

La agresiva oferta de precios de las viviendas por parte del sector financiero provocará una importante disminución del stock a corto plazo. La normalización del sistema financiero; la vuelta al crecimiento económico y la demanda exterior (durante 2011 subió ya un 7% y llegó a más de 120.000 viviendas), hacen prever que en los próximos dos o tres años la demanda se normalice en el entorno de las 350.000 viviendas por año.

 

Así, habremos encadenado cinco o seis años de una exigua producción tanto de viviendas como del resto de productos inmobiliarios. En 2012 se tocará suelo en el sector, que dará paso a la recuperación en 2013. Por eso creo que es el momento de invertir en España a nivel particular, pero, aún más, para aquel inversor que quiera tomar posiciones.

 

Ahora es el momento idóneo para invertir; los precios se encuentran a niveles mínimos, en especial los del mercado de suelo, y no olvidemos que éste es la principal materia prima de todo producto inmobiliario.

 

España es uno de los países más modernos y con mejores infraestructuras de Europa, con excelentes servicios y un buen clima. Por eso es el destino preferido de inversión de segunda residencia para ciudadanos de todas partes del mundo. Por eso no tengo ninguna duda de que invertir en España es ahora una excelente oportunidad de negocio. 

 

FÉLIX ABÁNADES LÓPEZ

PRESIDENTE DE SELENZA REAL ESTATE & INVESTMENTS

  

Inicio

Selenza's Introduction / Presentación Selenza

Selenza Real Estate & Investments se constituye para ser catalizador y dinamizador de inversiones inmobiliarias que generarán riqueza en España

y en América del Sur 

España es uno de los países

más modernos y con mejores infraestructuras de Europa. Invertir en nuestro país

es ahora una excelente oportunidad de negocio